domingo, 31 de marzo de 2013

Formación y evolución de la sociedad internacional



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Si consideramos al Derecho en general como un sistema o conjunto de normas reguladores de determinadas relaciones entre los individuos o entre grupos de ellos, debemos inmediatamente referirnos a la sociedad en que éstos o aquellos están insertos. Su estructura, sus caracteres principales, sus principales valores e intereses compartidos, tendrán necesariamente reflejo en el ordenamiento jurídico que de dicha sociedad surge y a la que se aplica. Si esto es predicable a cualquier ordenamiento jurídico, en el caso del ordenamiento jurídico internacional se hace más evidente. De la Sociedad Internacional nos ocuparemos, por tanto, por ser la base sobre la que opera el Derecho Internacional, que ha nacido en su propio seno y en él se ha perfeccionado, al correr de los tiempos, en los diferentes intentos de organizar dicha Sociedad por medio de normas que se agrupan en el llamado Derecho Internacional Público o Derecho de Gentes.

La compleja estructura de la Sociedad Internacional, su constante estado de evolución y el ensanchamiento de las relaciones internacionales, hace muy difícil dar un concepto de Derecho Internacional que, en pocas líneas, intente abarcar las complejas cuestiones que tal concepto encierra.

El Derecho Internacional surge desde que se establecen relaciones de cierta estabilidad y permanencia entre grupos humanos con poder de autodeterminación. Por vía de hecho, la formación a lo largo de la Historia de distintos grupos humanos políticamente organizados e independientes entre sí dio origen a algunos principios jurídicos reguladores de los contactos entre esos grupos, forjándose lentamente un núcleo normativo rudimentario cuya eficacia y amplitud fue muy diversa en razón del grado de desarrollo o evolución tanto de dichos grupos como de la cultura en la que se insertaban.

El Derecho Internacional no fue una creación europea, asociada al sistema moderno de Estados; con ese sistema de Estados surgió una de las formas históricas del Derecho Internacional, el llamado Derecho Internacional clásico, sin duda la más importante, pero sin dejar de ser una forma más en el proceso de desarrollo histórico de ese ordenamiento. En este sentido, el Derecho Internacional Público se ha configurado de distinta manera en razón del contenido y grado de evolución particulares de cada cultura.

De cualquier forma, el requisito material para la existencia de un orden jurídico internacional fue siempre, y continúa siendo, la coexistencia de entes políticos organizados sobre una base territorial, no subordinados a ninguna autoridad superior.