martes, 4 de agosto de 2015

La cooperación económica internacional



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La percepción de las relaciones económicas como un fenómeno de alcance mundial que se produce en la segunda mitad del siglo XX encuentra su expresión jurídica fundamental en la Conferencia Económica y Financiera de las Naciones Unidas celebrada en Breton Woods en 1944, con la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, así como con la adopción en 1947 del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT).

Cooperacion economica internacional y Derecho Internacional

- La solución de problemas internacionales de carácter económico, propósito de la ONU


Igualmente, en la propia Carta de las Naciones Unidas se incluye entre uno de sus propósitos la solución de problemas internacionales de carácter económico.

- Líneas de actuación para con la cooperación económica internacional


De este modo, se producen dos líneas de actuación diferentes:

a) La organización multilateral de la economía.

b) La promoción de la solución de los problemas económicos internacionales.

En concreto, con respecto a la segunda línea de actuación, habría que destacar el considerable aumento de los temas económicos que son objeto de atención en el marco de las Naciones Unidas.

En este sentido, en la ONU se han formulado los principios que deben regir las relaciones económicas internacionales y se han elaborado programas a medio y largo plazo para la solución y prevención de los problemas económicos internacionales.

Comercio internacional y Derecho

- La cooperación al desarrollo


La Organización de las Naciones Unidas ha establecido, a partir de su Carta constitutiva, un amplio sistema internacional competente en las esferas económicas y sociales, habiéndose adaptado a lo largo de los años a los cambios y necesidades producidas en la Sociedad Internacional.

+ Evolución del sistema de la ONU en la esfera económico y social


La evolución del sistema de las Naciones Unidas en la esfera económica y social ha venido condicionada por el constante aumento de la distancia económica y tecnológica que separa a los países industrializados de los países subdesarrollados, así como por el estancamiento del desarrollo en estos últimos. Ello ha producido que desde los años cincuenta la ONU haya considerado el subdesarrollo como un problema internacional por lo que cuya solución debe promocionar. En este sentido, se ha consolidado con el paso del tiempo un sistema de cooperación internacional para el desarrollo de alcance mundial, que se ha ido formando a remolque de los acontecimientos y como respuesta a aquellas necesidades de los países en vías de desarrollo que se presentaban en cada momento como más apremiantes.

+ Institucionalización de la cooperación internacional al desarrollo


Este sistema ha conllevado una institucionalización de la cooperación internacional al desarrollo mediante la creación de un complejo entramado de órganos subsidiarios de las Naciones Unidas. Entre tales órganos cabe destacar el Programa de las Naciones Unidas al Desarrollo (PNUD), cuyo objetivo es promover la ayuda de los países desarrollados a los países subdesarrollados; la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), que tiene como objetivo promover la cooperación en el comercio internacional a fin de corregir los efectos perjudiciales que el mismo provoca en la economía de los países subdesarrollados; o la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), cuyo objetivo es promover la industrialización de los países en vías de desarrollo. La consideración del desarrollo desde la perspectiva internacional ha propiciado que su noción no se circunscriba únicamente a los problemas que se suscitan en el interior de cada Estado, sino que debe elaborarse teniendo en cuenta las circunstancias y condicionantes tanto económicos como políticos existentes en las relaciones entre Estados. De este modo, la internacionalización de la noción de desarrollo ha hecho confluir en un mismo concepto el desarrollo económico y el desarrollo social, afectando por lo tanto a diversos sectores de la vida social, como la educación, la sanidad o la vivienda. Lo que en los últimos informes del PNUD se ha venido llamando el “Desarrollo Humano”. El órgano que ha marcado en el ámbito de la ONU la estrategia a seguir para afrontar los problemas del subdesarrollo ha sido la Asamblea General.

Y así, desde los años sesenta ha venido proclamando sucesivos decenios de las Naciones Unidas para el desarrollo. Inicialmente, la estrategia de las Naciones Unidas para el desarrollo partió de la idea implícita de que el subdesarrollo era una situación de atraso en la que se encontraban los países subdesarrollados, y que para salir de dicha situación estos países debían incrementar su crecimiento económico contando con la ayuda de los países desarrollados. Con posterioridad se fueron abriendo paso otras concepciones sobre las causas del subdesarrollo, de tal modo que los distintos decenios de las Naciones Unidas para el desarrollo han incorporado medidas que responden a una orientación diferente sobre la promoción del desarrollo, partiendo actualmente de la premisa de que cada país debe asumir la responsabilidad de su propio desarrollo y concediendo prioridad a la erradicación de la pobreza y del hambre (que tal como declara la Asamblea General es una responsabilidad común de todos los países). Por otra parte, podemos observar cómo en la actualidad se produce un nuevo planteamiento en cuanto a la noción de desarrollo y de las estrategias que deben adoptarse en cuanto a su promoción, existiendo un cierto consenso internacional sobre la necesidad de vincular el desarrollo con los derechos humanos y con el medio ambiente.

+ Desarrollo y derechos humanos


En cuanto a la vinculación del desarrollo y los derechos humanos, aunque ya se proclamaba desde hace tiempo que el progreso y el desarrollo social se fundan en el respeto a la dignidad y el valor de la persona humana y que se debía asegurar la promoción de los Derechos Humanos, se produce una importante novedad en los años ochenta en cuanto que pasa a concebirse el derecho al desarrollo como un derecho humano. En este sentido, se habla del derecho al desarrollo como un derecho humano inalienable en virtud del cual todo ser humano y todos los pueblos están facultados para participar en el desarrollo económico, social, cultural y político en el que puedan realizarse plenamente todos los derechos humanos y libertades fundamentales, a contribuir a ese desarrollo, y a disfrutar de él (Declaración sobre el derecho al desarrollo de 1986).

+ Desarrollo y medio ambiente


En cuanto a la vinculación entre desarrollo y medio ambiente, ya se planteaba en los años setenta la idea de una noción de desarrollo que debía tener como eje central la armonía con el medio ambiente.

Pero es en el informe de la Comisión sobre Medio Ambiente y Desarrollo, conocido normalmente como informe Bruntland, en el que se acuña el nuevo término de “desarrollo sostenible” que hace referencia a esta estrecha relación entre desarrollo y medio ambiente. A partir de la celebración en 1992 de la Conferencia de Río de Janeiro sobre Medio Ambiente y Desarrollo se consolida dicha noción de desarrollo sostenible y se establece un programa detallado para su realización (Programa 21) y se crea una Comisión de desarrollo sostenible encargada de llevarlo a cabo.