jueves, 1 de octubre de 2015

El Tribunal Internacional de Justicia: composición, competencias, y procedimiento



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El Tribunal Internacional de Justicia es el órgano judicial principal de la Organización de las Naciones Unidas, y tiene su sede en La Haya. Analizamos seguidamente su composición, competencias, y procedimiento.

Tribunal Internacional de Justicia y Derecho Internacional

- Composición del Tribunal Internacional de Justicia


Se compone de 15 magistrados independientes, de los cuales no podrá haber dos de la misma nacionalidad, que serán elegidos por la Asamblea General y por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en votación separada, para lo que deberán obtener la mayoría absoluta en ambos órganos.

Los magistrados del Tribunal Internacional de Justicia deberán ser personas que gocen de alta consideración moral y política y que reúnan las condiciones requeridas para el ejercicio de las más altas funciones judiciales en sus respectivos países, o bien que sean jurisconsultos de reconocida competencia en materia de Derecho Internacional.

El Estatuto del Tribunal Internacional de Justicia establece que deben estar representados en su composición los principales sistemas jurídicos del mundo. Se sigue una distribución geográfica equitativa que garantiza tres jueces al grupo africano, dos al asiático, al latinoamericano-caribeño y al europeo-occidental, y uno al de Europa oriental, a los que habría que sumar los cinco jueces de la nacionalidad de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad. Los magistrados del Tribunal Internacional de Justicia de la nacionalidad de los Estados partes en una controversia conservan la facultad de oír y fallar. Si no los hubiere, uno o los dos Estados partes podrán designar una persona de su elección, nacional o no de dichos Estados, en calidad de juez ad hoc.

Los jueces ad hoc tomarán parte en las decisiones del Tribunal Internacional de Justicia en condiciones de absoluta igualdad con sus miembros. La designación de jueces de este tipo es un derecho al que las partes pueden renunciar en cualquier caso.

- Competencias del Tribunal Internacional de Justicia


En el ejercicio de su función judicial el Tribunal Internacional de Justicia asume una doble competencia: contenciosa y consultiva.

+ Competencia contenciosa del Tribunal Internacional de Justicia


Mediante la competencia contenciosa resuelve controversias entre Estados a través de decisiones vinculantes. En lo que se refiere a la jurisdicción contenciosa, todos los Estados tienen acceso a ella, pero sólo ellos, no existiendo controversias excluidas a priori por razón de la materia. El fundamento de la jurisdicción contenciosa del Tribunal Internacional de Justicia se basa, en el consentimiento de los Estados partes en la controversia.

Ahora bien, ese consentimiento puede otorgarse con posterioridad o con anterioridad al nacimiento de la controversia, y puede hacerse por vía de Tratado o mediante la denominada cláusula opcional.

El consentimiento prestado a posteriori puede ser fruto de un acuerdo expreso (compromiso), o bien de un acuerdo implícito, o tácito incluso. El compromiso judicial comporta la expresión de las partes sometiendo al Tribunal Internacional de Justicia una controversia ya existente, y en él se define el objeto del litigio y lo que se solicita al Tribunal.

En cuanto al consentimiento prestado a priori, éste puede prestarse por vía convencional, a través de un Tratado general de arreglo pacífico o mediante una cláusula compromisoria contenida en un Tratado.

En cuanto al procedimiento, habría que indicar que la incoación de un asunto ante el Tribunal Internacional de Justicia tiene lugar bien mediante notificación del compromiso, por una o todas las partes en la controversia, o bien mediante solicitud escrita dirigida al Secretario en el caso de que la competencia del Tribunal Internacional de Justicia se sustente en tratados, cláusulas compromisorias o declaraciones conforme a la cláusula opcional.

+ Competencia consultiva del Tribunal Internacional de Justicia


Por medio de la competencia consultiva emite dictámenes sobre cualquier cuestión jurídica que le sometan los organismos autorizados para ello en la Carta de las Naciones Unidas (los Estados no gozan de legitimación activa en este caso).

- Procedimiento en el Tribunal Internacional de Justicia


El procedimiento, de carácter contradictorio, consta de una fase escrita y de una fase oral, y durante el mismo se mantiene el principio de igualdad entre las partes. En el ejercicio de su función judicial, el Tribunal Internacional de Justicia decidirá conforme a Derecho Internacional las controversias que le sean sometidas.

Todas las decisiones del Tribunal Internacional de Justicia se adoptarán por mayoría de votos de los magistrados presentes, teniendo su Presidente voto de calidad en los empates. Las deliberaciones son secretas, aunque en el texto de la sentencia debe figurar el número y nombre de los jueces que hayan constituido la mayoría. Además se pueden añadir las opiniones individuales o disidentes en caso de que no exista una opinión unánime de los magistrados.

Las sentencias del Tribunal Internacional de Justicia son obligatorias para las partes en el litigio y para el caso que ha sido decidido, y son definitivas e inapelables. No obstante, cabe interponer recurso de interpretación y de revisión, como ocurría también en el caso de las decisiones arbitrales.