miércoles, 6 de enero de 2016

Elementos estructurales que definen los caracteres de la Sociedad Internacional



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La Sociedad Internacional es universal; compleja y dinámica; heterogénea; muy fragmentada y poco integrada; interdependiente, y es, por último, una sociedad de riesgos globales. Estos son los elementos estructurales que definen los caracteres de la Sociedad Internacional. Los vemos.

Sociedad internacional y Derecho Internacional

- La Sociedad Internacional es universal


Forman la Sociedad Internacional todos los Estados de la Tierra y están ligados por el ordenamiento jurídico general. Esta universalización se ha producido gracias al acceso a la independencia de la mayoría de los territorios sometidos a dominación colonial, la constitución de estos territorios como Estados y su integración en la Comunidad Internacional. Las grandes conquistas y los espacios vírgenes han desaparecido, aunque existan fenómenos semidescolonizadores que añaden nuevos Estados, como la desintegración de la URSS en nuevos Estados o la división de otros Estados producto de los nacionalismos.

- La Sociedad Internacional es compleja y dinámica


Existen muchos problemas pendientes de resolver, desde el imparable aumento de la población y la pobreza extrema hasta el deterioro y la contaminación de medio ambiente. También hay problemas políticos, como la desintegración de la Unión Soviética. La complejidad se da en el terreno político, en el económico, en el cultural, en el social, etc.

- La Sociedad Internacional es heterogénea


Y ello por la desmesurada desigualdad económica entre Estados desarrollados y en desarrollo, que divide a éstos en dos mundos muy diferentes (el Centro y la Periferia, o el Norte y el Sur). Esto es producto de la revolución industrial de Occidente favorecida por la explotación colonial que se consolidó cuando, con la independencia de Estados, se desarrollaron sistemas de producción desiguales. También es heterogénea por la desigualdad del poder político entre las grandes potencias y el resto de Estados, que también se extiende al poder militar.

- La Sociedad Internacional está muy fragmentada y poco integrada


Su grado de institucionalización es relativo. Esto viene a decir que, aunque existan Organizaciones Internacionales que actúan en el ámbito económico, social y técnico, sigue predominando la fragmentación impuesta por las diferencias entre Estados: “el Centro del sistema se ha visto favorecido respecto de la Periferia gracias a la implantación de esas organizaciones regionales, que han ayudado al mantenimiento y al desarrollo de islas de paz y de bienestar en el centro de un mar tormentoso".

- La Sociedad Internacional es interdependiente


Los Estados no son autosuficientes, sino que dependen de los demás, incluso las grandes potencias, debido a la existencia de necesidades que conllevan a la compensación de la heterogénea distribución de las fuentes de energía, recursos y población entre los Estados.

- La Sociedad Internacional es una sociedad de riesgos globales


Las barreras eliminadas con el proceso de mundialización no sólo han permitido una circulación más libre de los factores de producción, sino también de los criminales, de los grupos terroristas o de la contaminación.

- La Sociedad Internacional contemporánea: resumen


En resumen, la Sociedad Internacional contemporánea es descentralizada e interestatal, que está parcialmente organizada y que se distingue por dos grandes escisiones: la escisión económica entre Centro y Periferia o Norte y Sur. Y la escisión política entre una superpotencia, un conjunto de potencias medias y el resto de Estados.