sábado, 24 de enero de 2015

Interacción de la costumbre internacional y resoluciones de la Asamblea General



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Las resoluciones de la Asamblea General pueden servir de instrumento para la creación de normas de Derecho Internacional. Esto reitera la ausencia de formalismo que caracteriza la elaboración del Derecho Internacional, sometida a la práctica y la manifestación concreta del consensus generalis o acuerdo general de los Estados.

Asamblea General y Derecho Internacional

- Supuestos para con la interacción entre costumbre y resoluciones de la Asamblea General


Existen tres supuestos:

+ Efecto declarativo


Una resolución bajo forma de declaración de la Asamblea General puede declarar o confirmar normas consuetudinarias ya vigentes, contribuyendo a precisar y sistematizar el elemento material de la costumbre como a probar la opinio iuris generalis que la sustenta.

+ Efecto cristalizador


Una resolución bajo forma de declaración de la Asamblea General, que desarrolla y precisa alguno de los principios de la Carta o que contiene nuevos principios de Derecho Internacional, permite cristalizar una norma consuetudinaria en vías de formación (in statu nascendi) gracias a su adopción unánime, por ejemplo.

+ Efecto constitutivo


Una resolución bajo forma de declaración de la Asamblea General puede ser el origen de una futura norma consuetudinaria si la práctica posterior de los estados confirma su valor jurídico.

- ¿Qué opina la doctrina?


+ Una resolución bajo forma de declaración de la Asamblea General puede confirmar normas consuetudinarias ya vigentes: precisan el elemento material de la costumbre.

+ En otras ocasiones, una resolución que desarrolla y precisa alguno de los grandes principios de la carta o que contiene nuevos principios, permite cristalizar una norma consuetudinaria en vías de formación: efecto cristalizador.

+ Puede ser el origen de una futura norma consuetudinaria si la práctica posterior de los Estados confirma su valor jurídico (efecto constitutivo).

Las resoluciones de la Asamblea General, aunque en principio no tengan obligatoriedad, pueden servir para la creación de normas de Derecho Internacional (no hay formalismo para crear Derecho Internacional). En general, el Derecho Internacional se crea por la práctica y por la manifestación concreta del consensus generalis o acuerdo general de los Estados.