jueves, 19 de marzo de 2015

Personalidad jurídica de las organizaciones internacionales



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Las Organizaciones Internacionales, como sujeto internacional, poseen una existencia jurídica propia distinta del conjunto de Estados que la componen. Esto les permite mantener relaciones directas e inmediatas con los ordenamientos jurídicos en los que actúan.

Personalidad juridica de las organizaciones internacionales

De este modo, las Organizaciones Internacionales gozan de personalidad jurídica, es decir, de la capacidad de ejercer derechos y asumir obligaciones en el marco de unos sistemas jurídicos concretos: nacional o internacional.

A diferencia de los Estados, que son sujetos soberanos y jurídicamente iguales que poseen personalidad jurídica propia plena y general, la personalidad de las Organizaciones Internacionales está afectada por el principio de especialidad, es decir, está limitada a los objetivos y funciones que les fueron confiados en su tratado constitutivo. Así pues, las competencias internacionales van a variar de una a otra Organización Internacional.

- Personalidad jurídica de las Organizaciones Internacionales en el plano interno (ad intra)


En el ejercicio de las funciones que les han sido atribuidas, deberán actuar en el territorio de los Estados. Por ello tienen cierta personalidad jurídica en los órdenes jurídicos internos similar a la que éstos reconocen a las personas jurídicas extranjeras. Este reconocimiento puede adoptar una forma general y abstracta, o bien puede ser más detallada.

Estas disposiciones se completan con la adopción de unos convenios particulares, donde se mencionan los privilegios e inmunidades de la Organización Internacional en el territorio de los Estados. Los Acuerdos de sede precisan el contenido de la personalidad jurídica de la Organización Internacional en los órdenes jurídicos internos. También hay que decir que las legislaciones nacionales de los Estados pueden contener precisiones del ejercicio de la capacidad a las Organizaciones.

El ejercicio de la personalidad jurídica de las Organizaciones Internacionales en los derechos internos está limitado por el principio de especialidad, es decir, se despliegan dentro del ámbito delimitado por los objetivos y funciones que les han sido asignadas. Dentro de esos límites, las Organizaciones Internacionales gozan de capacidad para contratar con terceros aquellas prestaciones que sean necesarias para su funcionamiento. Además, podrá comparecer en juicio. Está representada por un agente de alto rango.

En cuanto a su derecho aplicable, rige el principio de autonomía de la voluntad de las partes, por lo que podrán estar sometidos al Derecho del Estado, o a otro derecho. Los conflictos que provoquen sus actos jurídicos pueden ser resueltos de distinta forma:

. Sometimiento a Tribunales nacionales: limitada por la inmunidad de jurisdicción, pues sólo si renuncian a ésta, podrán ser citadas.

. Sometimiento al Tribunal de la Organización: si el acto contiene una cláusula compromisoria.

- Personalidad jurídica de las Organizaciones Internacionales en el plano internacional (ad extra)


Las Organizaciones Internacionales, para cumplir con los objetivos que les confían sus Estados miembros, tienen que actuar a veces en la esfera internacional participando en las relaciones jurídicas internacionales y entrando en contacto directo e inmediato con las normas internacionales.

No siempre las Organizaciones Internacionales tenían personalidad jurídica, pues antes sólo se reconocían a los Estados como sujetos de Derecho Internacional. Hay tres corrientes que han evolucionado en la medida en que éstas se desarrollaban y consolidaban: la primera asimilaba las Organizaciones Internacionales a los Estados, reconociéndoles capacidad internacional plena y general; la segunda rechazaba la subjetividad internacional de las Organizaciones Internacionales, que eran meras formas de actuar colectivamente de los Estados; y la tercera que defiende que las Organizaciones Internacionales tienen personalidad jurídica internacional pero diferente de la de los Estados, pues se circunscriben al cumplimiento de los objetivos fijados.

La práctica internacional deja claro que, en un principio, no se determinada con claridad la existencia de la personalidad jurídica internacional de las Organizaciones Internacionales. Pero el TIJ reconoce la subjetividad internacional de éstas, que es capacidad para ser titular de derechos y deberes internacionales, así como la capacidad de obrar internacional de la ONU. Además, ésta puede ser implícita, es decir, no hace falta una disposición expresa en su carta constitutiva; y oponible a terceros Estados no miembros de la Organización Internacional. En definitiva, se trata de una personalidad jurídica objetiva.

- Manifestaciones principales de la personalidad jurídica de las Organizaciones Internacionales


Existen unos derechos y obligaciones internacionales que conforman el contenido mínimo de la personalidad internacional de las Organizaciones, si bien no todas tienen igual intensidad de su ejercicio:

+ Derecho a celebrar tratados internacionales o Ius tractatum.

+ Derecho a establecer relaciones internacionales o ius legationis.

+ Derecho a participar en los procedimientos de solución de las diferencias internacionales.

+ Derecho a participar en las relaciones de responsabilidad internacional.

+ Goza de privilegios e inmunidades, destinados a proteger a la organización, sus funcionarios y agentes y representantes de sus Estados miembros.

+ Derecho a exigir responsabilidad internacional.